Golf Villamartín, uno de los grandes
Desde 1972, el campo de golf Villamartín es un referente en los campos de la Comunidad Valenciana.
Una vegetación con más de 40 años de historia, hermosas vistas al mediterráneo y unos greenes generosos que albergaron en 1997 una prueba del circuito europeo. Severiano Ballesteros, José María Olazabal, Ian Woosnan, Sam Torrance y muchas otras figuras del golf internacional han jugado y honrado con su presencia a este gran campo de golf.
El diseño de Golf Villamartín se debe al trabajo de John Puttman, quien ya realizó trabajos en La Manga Club a finales de los años 60.
Los greenes de Villamartín tienen fama internacional, con hoyos archiconocidos, como el hoyo 17, un par 3 que obliga a cruzar una frondosa y arbolada rambla para alcanzar un enorme y generoso Green de dos plataformas.
Golf Villamartín cuenta con una extensa comunidad de jugadores de toda Europa que eligieron este hermoso campo de golf como lugar para vivir, siendo el golf y este campo parte de su estilo de vida.
La Casa Club de Golf Villamartín, recientemente restaurada, cuenta con un estupendo restaurante con una terraza en alto que nos brinda estupendas vistas al hoyo 18.
Villamartín es, sin duda, uno de los mejores campos de la Comunidad Valenciana, a la vez que uno de los decanos del golf en la comunidad.

Real Club de Golf Campoamor. Este campo de golf ha desafiado a experimentados golfistas desde el año 1988, en que fue inaugurado con el nombre de Real Club de Golf Campoamor por S.A.R. D. Juan de Borbón, Conde de Barcelona, en cuyo honor se celebra anualmente, en el mes de agosto, el campeonato que lleva su nombre. Emergió de la belleza natural de la Dehesa de Campoamor entre dos valles comunicados entre si y rodeados de pequeñas lomas que lo protegen del viento, creándose un microclima especial que hace posible la práctica del golf en cualquier época del año.
Con un recorrido de 6.277 metros y par 72 ofrece al jugador una superficie de juego cuidada bajo los estándares de calidad más exigente que queda realzada, si cabe, por la exuberante flora y fauna del recorrido.

El Club Social, que ocupa 2.800 m2 y está enclavado a 130 m. sobre el nivel del mar y en el centro del campo de golf, constituye el emblema y eje en torno al cual se configura el complejo. El prestigioso arquitecto, D. Juan Ligués Creus, ha conseguido plasmar la esencia del entorno de la Dehesa de Campoamor, creando un imponente espacio. Sus altísimos y elegantes techos revestidos de maderas de cerezo, pavimentos de granito, enormes ventanales que procuran unas intensas vistas al mar y al campo de golf además de su original y esmerada decoración, hacen de sus estancias espacios absolutamente sublimes.
En el mismo Club Social se encuentran las oficinas de administración del complejo, la tienda de artículos deportivos y la recepción de golf, donde puede realizar todas las gestiones necesarias para disfrutar del resort.